Acacias 38


Felicia ha sido el contrapunto de los deseos de Camino desde que llegó Maite: Le costó mucho permitirle que recibiera clases de pintura, cuando se enteró de su relación con Maite, la denunció y se encargó de que se fuera bien lejos, y ahora ha sido la artífice de su reconciliación y boda con Ildefonso. La relación entre madre e hija ha quedado muy deteriorada por el camino y ambas han sufrido y siguen sufriendo porque no están de acuerdo en prácticamente nada. Felicia, como madre, quiere lo mejor para su hija, sin embargo lo que ella cree que es lo mejor para su hija es lo que la está conviertiendo en una persona desdichada e infeliz. ¿Cómo continuará esta relacióne en el futuro tras casarse con Ildefonso?

Genoveva es detenida, acusada de la muerte de Marcia y le echa en cara a Felipe su detención. Laura se quita de en medio y va a visitar a una muchacha joven e invalidad y un detective a lo lejos las vigila.
Camino se sincera con Ildefonso y le cuenta que realmente no estuvo con las monjas pero que no se va a echar atrás con la boda.
Todo el mundo está deseando que sea la celebración de estas bodas. Las criadas en el altillo recuerdan a Marcia y se dan cuenta de que el camafeo tiene algo extraño. Casilda cree reconocer a alguien que luego no es quien ella creía. Arantxa aparece por sorpresa y se reencuentra con todos, sobre todo con Cesáreo, al que seguramente tenía más ganas de ver. Se celebra la boda doble.

Haz clic aquí para ver más fotos

Fuente: rtve.es