Acacias 38

Antoñito y Lolita no pueden pasear tranquilos


Antoñito y Lolita pasean junto a Don Ramón y Trini, pero el empresario no deja a su hijo y futura nueva ni que se den la mano, por lo que lleva un silbato para dar uso de él cada vez que la pareja se acerca demasiado. Al final Trini tiene que mediar en el asunto después de que Antoñito diera un bonito beso a Lolita en público. 

Capítulo 745

Flora logra que Paquito no la detenga: el sereno sufre asma y necesita cigarritos balsámicos de contrabando. Leonor e Íñigo ponen en duda que el personaje al que vio Flora fuera el verdadero Íñigo Cervera. Ella está dispuesta a comprobarlo y pide ayuda a Paquito para capturar el presunto ladrón.
Samuel pide a Felipe que intervenga para que Diego sea liberado de sus cargos judiciales.
El joven misterioso, de nombre Esteban, se presenta ante Silvia y Arturo para pedirles su ayuda. Arturo no parece dispuesto, pero Silvia le convence para que ayude en lo que pueda.

Antoñito y Lolita no pueden pasear tranquilos