Acacias 38

Cesáreo, tenso como la cuerda de un violín, sube al estrado para prestar declaración contra Genoveva


Este viernes en Acacias 38… Felicia y Marcos aprovechan el momento de soledad en el restaurante para recordar su romance pasado. Se nota la complicidad y el deseo entre los dos.

Comienza el juicio por la muerte de Marcia. El barrio entero en tensión por el enfrentamiento legal entre Felipe y Genoveva. Velasco deja desde el principio clara la postura de la defensa: desacreditar a Felipe, afirmar que es un libertino que acusa sin fundamento a su mujer.

Revolución en casa de los Domínguez: Bellita está convencida de marcharse a Argentina para cuidar de Cinta, y se irá con o sin su marido.

Después de la salida de tono de Ildefonso en el restaurante, cuando le sugirieron ampliar la familia, el muchacho parece haber recapacitado y su relación con Camino vuelve a buen cauce.

La familia Palacios se divide tras el anuncio de Antoñito de presentarse como candidato por los conservadores. Ramón y Lolita no lo ven del todo claro, pero Carmen apoya al muchacho.

Cesáreo, tenso como la cuerda de un violín, sube al estrado para prestar declaración contra Genoveva… Pero Velasco tiene preparada una trampa para confundir al sereno.