Acacias 38

Detienen al hombre que puso la bomba


Lucía oculta a Celia su preocupación por lo que vio en el cuadro de la Galería Alday. Celia está preocupada por su prima.

Ramón se reencuentra con Trini en el hospital, ya recuperada. Ambos regresan a casa. Las vecinas se interesan por su amiga. Ella les hace ver que está bien, pero sufre un vahído… Liberto es ingresado de nuevo, pero el caos del hospital impide que le atiendan con premura. El doctor Higinio Baeza se ofrece para ayudar a que Liberto sea atendido con prioridad. Higinio informa de que Liberto debe ser operado.

En el periódico se anuncia la detención del hombre que puso la bomba. Samuel parece cambiar de talante: enérgico y decidido a salir adelante. El Alday pide consejo a Ramón para solucionar su situación económica. Lucía acude a la Iglesia para confesarse y le cuenta al cura la inquietud que le causó el cuadro de los Marqueses de Válmez. Al salir del confesionario, Lucía descubre que el sacerdote es Telmo, el hombre que la salvó en las Galerías Alday.