Acacias 38

Eduardo disfruta haciendo sufrir a Lucía


Ariza empieza a inquietarse, al final Samuel consigue dar con el paradero del senador Ojeda Tapia. Tras una complicada reunión, el Alday se gana su confianza y el senador accede a las peticiones de Ariza por un módico precio.

Jose cuenta a Bellita y a Arantxa que el teatro se ha incendiado por completo. Están arruinados, por el momento lo mantendrán en secreto; mientras tanto Cinta cierra una actuación con el dueño del cafetín del Duende para hacer los coros.

Antoñito se disculpa con su padre por utilizar a Carmen para sonsacarle información.  Ramón les confiesa lo qué sucedió el día que murió Celia, pero guarda silencio sobre un importante detalle. Lucía se prepara para encontrarse con Telmo y Matías, pero Eduardo se lo impide; disfruta haciendo sufrir a su esposa.

Haz clic aquí para ver más fotos