Acacias 38

 El cura y Lucía mantienen una charla sobre el amor


Lucía quiere entrar a ver a los Álvarez-Hermoso, pero todavía es pronto.

Leonor y Flora reciben a Íñigo muy enfadadas por sus apuestas en el boxeo. Íñigo intenta pedir perdón a su novia, sin éxito. El chocolatero recurre a Liberto para que le ayude.

Antoñito, desesperado con la situación de Lolita, se plantea marchar a América. Casilda lo escucha y se le escapa la noticia delante de Lolita. Trini intenta ayudar a su hijastro escribiendo al tío Genaro. Lolita anuncia a Ceferino que cumplirá su promesa.

El doctor por fin autoriza la entrada en casa de los Álvarez-Hermoso y Lucía se reencuentra con sus primos. Para desgracia de Samuel, todos hablan bien de Telmo.El cura y Lucía mantienen una charla sobre el amor y algo les hace estremecerse…

Haz clic aquí para ver más fotos