Acacias 38

Íñigo regresa a Acacias y descubre que Flora no está


Telmo quiere demostrar la implicación de Espineira en el asesinato de fray Guillermo. Y decide pedir ayuda al padre Bartolomé, uno de los sacerdotes que se fueron de la Orden tras la llegada del prior y gran amigo de fray Guillermo.

Celia abronca a Fulgencia sin motivo, obsesionada con el bienestar de Milagros. Lolita sospecha que algo ocurre entre la señora y el ama de cría, y sus sospechas se cumplen cuando Fulgencia desaparece sin dar explicaciones a nadie. La prensa comienza a perseguir a Telmo y a Lucía.

Íñigo pide prórroga a Andrés y contra todo pronóstico el prestamista acepta, asegura que llegarán a un entendimiento. Cuando el chocolatero regresa a Acacias descubre que Flora no está…

Haz clic aquí para ver más fotos