Acacias 38

 Joaquín lleva desde siempre al servicio de los marqueses


El prior Espineira confiesa a Telmo que el verdadero interés de la Orden en la herencia de Lucía: una colección de cuadros que el marqués les había prometido.

María se indigna cuando Higinio desaparece con Melquiades. Mientras, Liberto acude al hospital preguntando por Higinio, pero allí nadie conoce al médico. Joaquín, el padrino de Lucía, indaga sobre el uso que la muchacha le está dando a su asignación. Ella confiesa a Telmo que quiere donar el dinero. ¿Conocerá el cura alguna Orden? Felipe consigue arrancar la verdad a Joaquín: lleva desde siempre al servicio de los marqueses.

Fabiana, Lolita y Agustina quitan los carteles del tónico para evitar que los vea Servando. Trini empieza a perder la paciencia con Ramón, quien cada vez está más obsesionado con el embarazo. Los criados reúnen un dinero y le hacen a Trini un regalo para el niño. Liberto está agobiado por Rosina: no entiende qué le ocurre y le pide a Susana que le ayude a descubrirlo. Rosina confiesa a la sastra que es un asunto del pasado, y tiene que ver con María.

Samuel recibe a la marquesa de Urrutia; venderá la nueva colección de joyas y recuperará su posición. Pero la marquesa desprecia las joyas; están lejos de la calidad de la firma Alday.