Acacias 38

Laura busca la forma de cumplir con la orden de Velasco


Felipe agradece los cuidados de Genoveva en el hospital, y a los ojos de todos los vecinos, queda patente la atracción entre el abogado y su mujer, a pesar de la amnesia.

Laura busca la forma de cumplir con la orden de Velasco de matar a Felipe, pero la presencia continua de Genoveva en la habitación del hospital se lo impide.

Camino está intratable. Discute con su madre y con Anabel y les comunica que va a ingresar en un convento. Felicia, perdida por la insistencia de matrimonio de Marcos y por la actitud de Camino, decide vender el restaurante e irse para siempre de Acacias.

Servando engatusa a distintos gremios del barrio con falsas promesas electorales. Los consejos de Aquilino dan resultado tanto a Antoñito, a pesar de los estomacales efectos secundarios, como a Bellita, que confiada acepta la generosa oferta del empresario Pepe Caro.

Camino, arrepentida por cómo ha tratado a su madre y a su mejor amiga, intenta recuperar la amistad con Anabel y le termina contando su relación con Maite Zaldúa.

Velasco encara a Genoveva por cuidar de Felipe. ¿Es que acaso le sigue amando? La señora consigue tranquilizar a su abogado, pero en el fondo de su corazón duda.

Haz clic aquí para ver más fotos