Acacias 38

Liberto quiere abrirle los ojos a Felipe


Bellita siente la presión de tener que contestar a la invitación real. Pero todo esto pasa a un segundo plano cuando recibe un telegrama desde Argentina: Cinta ha sufrido un amago de aborto. Felicia y Bellita hacen planes para ir a América a acompañar a sus hijos.

Casilda insiste a Méndez de que resuelva la muerte de Marcia. Ramón se da cuenta de que Antoñito se deja agasajar por los criados y junto a Lolita exige a Antoñito que no se deje engatusar por la gente por ser un diputado.

A Miguel le extrañan las cosas que están haciendo sus abuelos últimamente el restaurante. Servando recibe con tristeza la noticia de que Bellita no va a cantar frente al rey, eso significa que Jacinto tampoco.

Genoveva esquiva a Méndez y sus dudas sobre el asesinato de Velasco. Genoveva intenta impedir que Felipe vuelva al trabajo, tiene miedo de que se entere de algo de su pasado. Quien no se puede quitar de la cabeza la amnesia del abogado es Liberto.