Acacias 38

Los Alday no encuentran la manera de escapar de Acacias 38


Samuel aprovecha que todos los vecinos están reunidos, entra en la mantequería y comienza a buscar el dinero de la colecta para robarlo. Susana lo ve y se extraña.

Genoveva vuelve a casa y le cuenta a Samuel que los hombres de Cristóbal estuvieron buscándola en el hotel.  Tienen que esconderse durante un par de horas y suben al altillo para pedirles a las criadas el favor de quedarse allí, a lo que ellas se niegan.

Susana le cuenta a Lolita y Antoñito que vio a Samuel en la mantequería y se enteran de que el ladrón del dinero fue él. Cuando los Alday van a huir todos los vecinos se lo impiden, no encuentran la manera de escapar de Acacias 38 y deciden tirar una maleta ardiendo para despistar y salir corriendo.