Acacias 38

 Lucía, ante el altar, se niega a casarse con Samuel


Telmo cree a Úrsula y le promete que demostrará su inocencia. Acude a buscar la ayuda de Felipe y se encuentra a Lucía ya vestida de novia… Telmo se va sin decirle nada. Agustina se siente culpable por la detención de Úrsula, porque sabe que es inocente.

El hombre misterioso que se acercó a la chocolatería resulta ser un promotor que quiere que Tito pelee en un combate que está organizando… Y el púgil ¡gana!

Marcelina por fin consigue vencer sus miedos y se declara a Jacinto, pero el cabrero no la entiende y piensa que habla de otro. La muchacha responde con un tortazo y se marcha indignada. Casilda, una vez más, deshace el embrollo. Celia le cuenta a Felipe su reconciliación con Trini y le pide que él también perdone, y así lo hace. Celia regala su ropa de bebé a Trini y pasa página… O no, porque mira con envidia el embarazo de su amiga.

La boda se celebra sin incidentes en una ermita cerca de la ciudad. Todo el barrio acude al enlace entre Samuel y Lucía. Telmo llega a la ermita, vestido de seglar y Lucía, sin haberle visto… se niega a casarse con Samuel.

Haz clic aquí para ver más fotos