Acacias 38

 Lucía viaja a Salamanca y se encuentra una macabra sorpresa


Samuel previene a Lucía en contra de Telmo y Lucía agradece sus atenciones. Mientras, el sacerdote se prepara para partir con Lucía, pero ella le rechaza: no quiere que le acompañe en su viaje.

Las criadas descubren que Servando ha desaparecido y todos ayudan en su búsqueda. Cesáreo aparece con un maltrecho Servando. Rosina está feliz por el despido de María, pero Casilda se niega a servir a los Hidalgo. Lucía viaja a Salamanca, y por el camino se encuentra una macabra sorpresa.