Acacias 38

 Por fin un momento de tranquilidad para la pareja


Diego se reencuentra por fin con Blanca, ella le confiesa el calvario que ha sido vivir con Samuel. Liberto es incapaz de reaccionar ante la detención de Rosina; menos mal que Felipe le ofrece su ayuda. Pero Rosina se niega a ver a su marido en comisaría, dolida por su beso con Flora.

Samuel, consumido por sus remordimientos, decide confesar antes Méndez. Pero Úrsula lo evita a tiempo: Samuel guardará silencio o jamás volverá a ver a Blanca. Casilda sigue sin acordarse de Martín y decide abandonar el luto.Huertas y Blanca convencen a Diego de que se olvide de matar a Viñas; lo importante ahora es que los dos puedan huir juntos lejos de Acacias.

Los sueños de ser sereno de Servando se frustran cuando Paquito le hace ver que es muy mayor.Después de la angustia de los últimos días, Arturo le pide a Silvia que se quede en su casa y la mujer acepta. Por fin un momento de tranquilidad para la pareja.