Acacias 38

Teresa y el Duque, dispuestos a ayudar a Cayetana


Teresa defiende a capa y espada a su mejor amiga, Cayetana. Además, el Duque está dispuesto a sacar la cara por su amada. ¿Lograrán entre los dos salvar a Cayetana de la cárcel?

Capítulo 341

Humildad deja en casa de Cayetana el arma del delito para inculparla del asesinato de Úrsula. Mientras, Mauro retiene en prisión a Cayetana, a la espera la orden de registro. Fabiana tiene que cargar con la culpa de ver a su hija encerrada conociendo ella el verdadero final de Úrsula.

Teresa y el Duque, dispuestos a ayudar a Cayetana

Humildad deja en casa de Cayetana el arma del delito para inculparla del asesinato de Úrsula. Mientras, Mauro retiene en prisión a Cayetana, a la espera la orden de registro. Fabiana tiene que cargar con la culpa de ver a su hija encerrada conociendo ella el verdadero final de Úrsula. Humildad, destrozada porque Mauro le confesara que está enamorado de Teresa, acude al padre Fructuoso. Tras el accidente a caballo, Pablo sigue inmóvil en el campo sin que nadie acuda en su auxilio. En Acacias, su familia comienza a preocuparse por su ausencia. Rosina decide no revelar a Susana las cartas falsas de Liberto. Casilda comienza una dieta para engordar. Trini no regresa a casa y Ramón tiene que confesarle a María Luisa que tuvieron una fuerte discusión. Mientras tanto, Trini intenta ganarse a Clemente Heredia. Cuando Ramón va a buscarla, Trini rompe con su marido. Cayetana recibe una carta que le obliga a viajar a su casa de la infancia para solucionar unas gestiones. Cayetana termina confesando a Teresa que regresar a esa casa le da miedo. Teresa está preocupada porque la ausencia de un niño en el colegio. Humildad se encuentra con ella: quiere hablarle de Mauro. ¡El barrio vuelve a presenciar la detención de Cayetana! Las intenciones de Mauro son puestas en duda

Haz clic aquí para ver más fotos