Acacias 38

 Tiempos difíciles para Íñigo y Flora


Sin que Méndez pueda evitarlo, Samuel se lleva a Blanca de vuelta a Acacias. Diego, escondido tras la redada policial, pide ayuda a Felipe para liberarla y escapar juntos lejos del barrio.

Después del escándalo del beso entre Flora y Liberto, los vecinos de Acacias deciden hacer boicot a la chocolatería. Tiempos difíciles para Íñigo y Flora. Servando soporta mal ver cómo Paquito es cada vez más querido por los vecinos de Acacias.

Rosina no tiene ninguna intención de salir del calabozo; prefiere quedarse dentro a enfrentarse a Liberto. De hecho, hace buenas migas con los guardias de la cárcel. Casilda preocupa a sus compañeros del altillo: la criada no solo no respeta el luto por Martín, sino que está desatada y descuida sus labores en el palacete de los Hidalgo.