Acacias 38

Un hombre con malas pintas se acerca a La Deliciosa


Lucía visita a Telmo por última vez antes de su boda, pero él nada le dice de abandonar el sacerdocio. Telmo quiere unos días alejado de Acacias para pensar su decisión y porque le duele la boda de Lucía, pero los guardias le retienen en el barrio.

El comisario Méndez vuelve a interrogar a Fabiana y ella le confiesa que vio discutir a Úrsula con el finado. La policía entra en la casa parroquial a registrar y encuentra el arma del crimen entre las pertenencias de la criada. Todos se ofrecen a ayudar a Íñigo para meter en vereda a Tito, que se toma en serio su formación y comienza a cambiar de hábitos. Pero la felicidad en la chocolatería se empaña cuando un hombre con malas pintas se acerca a La Deliciosa. ¿Qué tendrá que ver con el boxeador?

Lucía recomienda a Celia que haga las paces con Trini, y las dos amigas se reconcilian.

Haz clic aquí para ver más fotos