Acacias 38

 Úrsula, en la absoluta indigencia, recibe la inesperada ayuda de un benefactor


Samuel recupera la esperanza gracias a una idea que le propone Felipe: hacer una colección de joyas para la Marquesa de Urrutia, gran admiradora de los Alday.

Higinio será el nuevo inquilino del piso que ocupaba el coronel.  Liberto se entera que Rosina le cobrara la mitad del alquiler; ella lo hace en agradecimiento ya que la cantidad era excesiva para él. Sin embargo lo cierto es que no tiene dinero, aunque trate de disimular. Servando se entera que tónicos Sansón están buscando un modelo para su publicidad y que se han presentado Antoñito y El Peña. El portero corre raudo a inscribirse.

Úrsula, en la absoluta indigencia, recibe la inesperada ayuda de un benefactor.

   

Haz clic aquí para ver más fotos