Acacias 38

 Úrsula fija un nuevo objetivo para su venganza contra el barrio


Este jueves en Acacias 38… Las dificultades derivadas del entierro de la madre del señor García crecen a medida que pasan las horas y Antoñito no sabe cómo salir de ésta, por eso decide robar la gargantilla de Rosina.

Aunque Blanca aceptara casarse con Samuel, sabe que no tendrá nada fácil olvidarse de Diego. Úrsula fija un nuevo objetivo para su venganza contra el barrio: Celia.

Antes de que Osman se reúna con Simón, lo hace con Arturo. El pintor afirma que Elvira está muerta y que el retrato es póstumo. Adela reaparece en el barrio, afirma haber sido secuestrada; pero después de leer su diario Simón sabe que no es cierto.

Servando se ofrece a quitarle los piojos a Martín antes de que los contagie. Antoñito, a pesar de haber conseguido enterrar a la difunta, se enfrenta a toda su clientela que quieren que se les devuelva el dinero de la póliza. Blanca huye al ver a Castora en la residencia de Jaime Alday.

  

Haz clic aquí para ver más fotos