Acacias 38 – Samuel echa de su casa a una suplicante Úrsula. De nada sirve su arrepentimiento y sus muestras de cambio; el joven no muestra la más mínima compasión y la echa a la calle. El rechazo de los vecinos a la vuelta de Úrsula es unánime: nadie quiere hacerse cargo de ella. Liberto regresa a casa.

Foto de Acacias 38 – Samuel echa de su casa a una suplicante Úrsula. De nada sirve su arrepentimiento y sus muestras de cambio; el joven no muestra la más mínima compasión y la echa a la calle. El rechazo de los vecinos a la vuelta de Úrsula es unánime: nadie quiere hacerse cargo de ella. Liberto regresa a casa. No te pierdas ninguna novedad sobre Acacias 38 y síguenos en Facebook (haz clic aquí), Twitter (haz clic aquí) y suscríbete a las notificaciones de esta web para enterarte de las novedades más importantes totalmente gratis.