Germán se casó con Cayetana sin quererla

Carlota escapa y va a parar a los pies de un caballo desbocado.

Este lunes en ‘Acacias 38‘, se descubre que Germán se casó con Cayetana sin quererla, porque estaba embarazada de su hermano Ponce, que en su lecho de muerte, le hizo prometer que cuidaría de ella. Cayetana, a pesar de todo, ama a su marido pero Germán no la corresponde. Aún así, se ve obligado a hacer el amor con ella. Cayetana sabe muy bien cómo manipularle.

Mientras tanto, el médico se desahoga con su amigo Leandro y le confiesa que está prendado de Manuela. Maximiliano, padre de Leonor y gran jugador, cree que apostar a los caballos podría sacarles de su precaria situación, e impedir así, un compromiso que, a todas luces, Leonor no querrá. Pide consejo a Pablo, mozo de cuadras en su tiempo libre. Casilda descubre a su señora y a Pablo juntos en una de sus sesiones de lectura… ¿Qué se traen entre manos?

En la casa de los Álvarez – Hermoso, Celia cree estar embarazada una vez más. Piensa que un niño sería la solución para todos sus problemas conyugales. Sin embargo, es una falsa alarma. La mujer se viene abajo. Y al altillo llega Rita, la sobrina de Fabiana. Una guapa moza que aspira a ser actriz y artista de la canción.

Trini y Maria Luisa siguen llevándose como el perro y el gato, por más que Ramón intenta mediar entre las dos. La niña es insufrible y no deja de ponerle zancadillas a su madrastra. La última, buscar que la inviten al brunch para así poder reírse de sus extravagancias delante de todo el mundo.

Mientras, Manuela y los suyos, hacen todo lo posible por encontrar ese reloj perdido. Manuela, por hacerle un favor a Fabiana, cuida de Carlota, la hija del médico, con la que hace muy buenas migas… Sin embargo, Carlota escapa y va a parar a los pies de un caballo desbocado. Y, por fin, Pablo da con una pista: la criada parte de viaje.

En la estación de tren, sin embargo, se encuentra con que la criada que robó el reloj está tendida sobre las vías del tren. Muerta. Ni rastro del reloj. A lo lejos Pablo ve a alguien que le deja helado: Es Guadalupe, ¿habrá tenido algo que ver con la muerte de la muchacha? Y mientras, Justo trata de recordar quién es.

Manuela, arriesgando su vida salva a Carlota de entre los caballos. La niña está muy grave. Manuela la lleva hasta Germán, que cree que para salvarla habrá que amputarle el brazo. Pero Cayetana, dura, se niega: prefiere una hija muerta que una hija manca. Llevan a la niña al hospital. Tanto Fabiana, que dejó a la niña al cuidado de Manuela, como la propia Manuela se sienten muy culpables por el estado de Carlota. Sin embargo, Cayetana es un témpano.

Por otro lado, Celia está deprimida al no estar embarazada. Blasa le recomienda una curandera. Celia le pide a Felipe que adopten, pero él se niega en redondo. Pablo sospecha que Guadalupe ha tenido que ver en la muerte de Regina. El reloj ha desaparecido. Descubre que lo tiene el cochero que llevó a la criada a la estación. Se lo dio a cambio del viaje.

Tiende una trampa al cochero y se hace con el reloj. Mientras, ha llegado la tarde del famoso brunch: María Luisa engaña a Trini con el vestuario para que haga el ridículo en la fiesta de Rosina. Susana, artera, impide que su hijo vaya a la fiesta para que así no confraternice con Juliana. Leonor, por su parte, conoce a Claudio – que no sabe que es su futuro prometido- y le parece un relamido.

Aunque Rosina parece contenta por el éxito de la fiesta, Maximiliano está hundido: ha perdido todo el dinero que les quedaba en las carreras. Se acerca el momento de la operación, Espinosa, el médico especialista se niega a operar, cree que la amputación es la mejor opción. Germán duda pero sigue adelante: decide salvar el brazo a su hija. Manuela, que se ha acercado al hospital, le da ánimos, pero la niña está entre la vida y la muerte.

No te pierdas ninguna novedad sobre Acacias 38 y síguenos en Facebook (haz clic aquí), Twitter (haz clic aquí) y suscríbete a las notificaciones de esta web para enterarte de las novedades más importantes totalmente gratis.