Acacias 38

‘Bajo la sombra de ‘Acacias 38’: Los sentimientos de una profesora y la verdad de una moribunda


Esta semana en ‘Acacias 38 hemos visto el final de algunas tramas que, desde hacía tiempo, nos traían de cabeza: hoy les toca el turno a Lourdes y Ramón, y a Leonor y las criadas, si esta ha sido una semana movida ¡ya veréis la próxima! ¿Preparados? ¡Comenzamos el recap de los capítulos 248 y 252!

Los guionistas de regalo por el primer aniversario de la serie nos han dado el primer -y muy apasionado- beso de Teresa y Mauro, que si no fuera porque cayó el reloj que Humildad le regaló al inspector hubiera acabado en algo más (y además de la muerte de Lourdes, tendríamos también la de la madre superiora que le hubiera dado un vahído casi seguro)

Total, que van Teresa y Mauro y tiran el reloj y les corta el rollo, te digo yo que, si la cosa hubiera estado más caldeada, ni cuenta se darían de lo que tiran o dejan por el medio, pero bueno, como en Acacias nada sale bien a la primera nos quedamos con un sabor agridulce entre los labios…como nuestra parejita, que al final, en vez de felices y contentos, han acabado como el Rosario de la Aurora. (¿Será el desamor lo que ha hecho que Teresa recuerde?)

¡Fíjate que coincidencia que Lourdes ha acabado igual! Comenzaba la semana escribiendo a su querido Fidencio, imaginándose el feliz reencuentro y ha acabado como la niña del exorcista pero en plan ‘no puedo ni moverme’ y aún así que miedo daba tirada en la cama a punto de cerrar los ojos, y es que la mujer no se daba decidido así que estuvo un rato cerrando y abriendo sus párpados…que por cierto, si los hubiera abierto cuando bajaba por las escaleras con todo el dinero y su maleta, ahora no estaría así, aunque también es mala suerte…total, solo eran cinco escaleras, no era como para morirse de eso, mujer ¡Ah! y si yo fuera Cuca (la actriz que interpretaba a Lourdes) pedía explicaciones a los señores guionistas de porque sus personajes siempre mueren debido a una caída (primero en ‘El secreto Puente Viejo’ y ahora aquí).

No seáis ingenuos, ahora viene lo peor, ya andan culpando a Trini de la torpeza de otras…

Y hablando de culpar, los vecinos del inmueble no saben muy bien a quien echarle la culpa, si a las criadas -por contar- o a Leonor -por escribir- y eso que uno es abogado; yo lo siento por las criadas, pero por Leonor no, a dije la semana pasada que eso no se hace, te puedes inspirar, sí, pero copiar todo exactamente igual (por mucho nombre que cambies) pues no, así que la semana ha acabado con los señores tirándose de los pelos por lo que la señorita ha escrito y lo que Quiroga ha publicado, a la mujer de Pablo le espera un calvario, porque entre esto y lo de su madre…

¡Y hasta aquí el recap de esta semana! Ahora aprovecho para pedir más trama a Pablo y Guadalupe que desde que se fue Manuela casi parecen figurantes, coged fuerzas amigos, que para la semana nos esperan tortas por todas partes, para la semana y el mes entero más bien.

  

Haz clic aquí para ver más fotos