Miguel quiere comprar el restaurante de Felicia

Javier Velasco no ve con buenos ojos los desvelos de Genoveva por Felipe, que sigue inconsciente en el hospital.

Javier Velasco no ve con buenos ojos los desvelos de Genoveva por Felipe, que sigue inconsciente en el hospital. Pero ella le convence afirmando que lo hace para controlarlo, no vaya a ser que despierte y se vuelva en su contra.

Lolita y Carmen tienen un plan para devolverle la confianza a Antoñito y que retome su carrera como político. Y lo consiguen gracias a la colaboración de Ramón. Camino ha denunciado la desaparición de Ildefonso. Cesáreo consuela a la muchacha, él ya ha dado testimonio a la policía, es cuestión de tiempo que lo encuentren.

Miguel, el joven abogado nieto de Roberto y Sabina, tiene un agradable encuentro con Anabel; pero la chica marca las distancias con el joven, que queda encandilado con ella. La presencia de Miguel se justifica cuando le hace a Felicia una cuantiosa oferta por su restaurante.

La felicidad de Bellita por el éxito de su disco se nubla cuando siente malestar en la garganta. Servando se aprovecha de la fama de Jacinto para hacer proselitismo de su partido.

Genoveva se reafirma en su amor a Felipe y acude al hospital, pero el doctor no tiene buenas noticias: Felipe está en sus últimas horas.

Haz clic aquí para ver más fotos